El bogazo de caña en productos biodegradables se ha convertido en una opción para fabricar desechables, platos, vasos, etc, pero si estamos tratando de cambiar la cultura de las personas para cuidar el medio ambiente y tener un mundo mejor, es importante conocer un poco más acerca de los materiales alternativos para la fabricación de los desechables biodegradables, o bien de aquellos que sin duda pueden formar parte de tus platos, vasos, de uso diario.

Conozcamos un poco más acerca del bogazo de caña. La caña de azúcar es en realidad una planta de origen tropical cuya principal característica es que tiene el tallo muy fuerte, resistente a comparación de otros, además hay que resaltar que puede llegar a crecer hasta 5 metros de alto con un diámetro de entre 5 y 6 centímetros. El tallo es una parte crucial para utilizar éste material, pues es precisamente de ahí de donde se extrae la sacarosa, osea, ese líquido que después se convertirá en azúcar.

Son cuatro componentes principales los que conforman el bogazo de caña para lograr hacer los materiales, utencilios biodegradables:

  • Dentro del tallo se encuentra la fibra, que es una materia orgánica
  • Contiene el mismo tallo sustancias llamadas inorgánicas, pero se les conoce también como sólidos insolubles, como por ejemplo tierra y piedras de menor tamaño.
  • Los sólidos solubles también se encuentran en el tallo, nos referimos a aquellos componentes que pueden disolverse en el agua como la sacarosa, pero cabe resaltar que en raras ocasiones pueden encontrarse diferentes tipos de cera en el bogazo de caña.
  • El agua es un componente que se encuentra en casi todos los materiales naturales, y se produce debido a que el bogazo absorbe moléculas de agua por la misma humedad que contiene.

¿Para qué sirve el bogazo de caña?

Si nos vamos directo a la definición de bogazo, nos vamos a encontrar que viene del francés: begasse, palabra que significa residuo. Cabe mencionar que hace tiempo éste término se refería a desechos que dejaba la producción de aceitunas, mismas que se utilizaban para tener aceite. Sin embargo, al paso de los años el término bogazo se utilizó para residuos conformados por fibra que se obtienen luego de moler la caña de azúcar.

Aunque parezca algo nuevo, la realidad es que el bogazo de caña ya se utilizaba como una materia prima 100% natural para fabricar papel, pero también al aumentar las necesidades del planeta, la necesidad de hacer consciente a las personas de que el ambiente necesita un cambio inmediato, se ha utilizado ya para fabricar otro tipo de productos.

Fabricando utencilios NO contaminantes

El llamado bioplástico sale precisamente del bogazo de caña, pues puede convertirse en una pasta moldeable para crear objetos como platos, vasos, botellas que son aptos y lo mejor es que no dañan el medio ambiente al degradarse, pues al tratarse de materia orgánica su tiempo de degradación es menor y puede integrarse a la tierra repitiendo el ciclo.

La industria de los desechables biodegradables es la que actualmente está tomando mucho peso, si observamos en los establecimientos están dejando de dar bolsas de plástico y popotes, precisamente como modelo de negocio amigo del medio ambiente aquí se encuentra abierta la puerta, pues si se fabrican diferentes contenedores partiendo del bogazo de caña se convierten en una de las alternativas para dejar de utilizar plásticos y unicel. Es importante mencionar que todos los días millones de personas alrededor del mundo compran comida para llevar, por lo mismo éstas opciones deben estar al alcance de todos, pues utilizar productos biodegradables disminuye considerablemente la basura.

Disminuir, ó reducir a cero el uso del plástico en desechables y bolsas es el objetivo de crear objetos que puedan ir reemplazando los materiales contaminantes, es modificar nuestra cultura para llevar con nosotros contenedores y servir ahí la comida, estamos seguros en biodegradable que si la cultura se implementa y cambia para las presentes y futuras generaciones podemos obtener resultados de disminución considerable de basura, contribuyendo para rescatar el planeta de cambios climáticos, carencia de recursos y más importante, cuidar las especies flora y fauna que conforman el mundo donde vivimos.