Nuestro planeta ha sufrido muchos cambios notorios en los últimos años, entre ellos la alta contaminación por desechos derivados del plástico, el unicel y actualmente dada la situación de éste 2020 de cubrebocas.

Son las industrias de alimentos y supermercados las que han tenido que hacer cambios para sobrevivir y mantenerse a flote mediante el servicio a domicilio o bien el servicio para llevar.

Al ofrecer al cliente llevarse su comida se aumentan la cantidad de insumos de desechables aumentando la contaminación plástica, que es algo con lo que se ha tratado de luchar los últimos años debido a su largo proceso de degradación y por los gases tóxicos que puede soltar, mismos que dañan a la naturaleza al volver a la tierra contaminando alimentos, flora e incluso fauna.

Esta crisis nos permite ver, que la mayoría de las personas tiene la creencia de que tener deseschables biodegradables es un lujo, y es menos práctico que un recipiente “normal” de unicel u otro plástico. Al respecto Green peace de la mano con expertos de la salud explicaron que durante la situación que nos aqueja pueden utilizarse envases reutilizables y desechables biodegradables de manera segura.

Entre el uso seguro de los desechables podemos darte algunos consejos:

  • Puedes comprar en línea tus desechables biodegradables
  • Llevar en la cajuela de tu coche algunos desechables para en caso de tener que detenerte a comprar comida puedan servirla en ellos
  • Cuida separar la basura, incluidos tus desechables
  • Intenta darles el mayor uso posible, si ves que pueden usarse de nuevo no dudes en hacerlo
  • Siempre tira los desechos en un bote de basura, arrojarlos a la calle contamina igual que unos de plástico convencional

 

Lo que ha salido a relucir también durante el encierro, es que el ser humano se rehusa a los cambios. Las personas funcionamos día a día por medio de hábitos, costumbres, y mismos procesos que realizamos todos los días.

El encierro, distanciamiento social y otras medidas de sanidad nos han hecho darnos cuenta de la importancia de hacer cambios en nuestro estilo de vida, de lo fácil que resulta llenar las calles de basura, de lo cómodas que son las bolsas de plástico y que realmente no se buscan abiertamente alternativas para cambiar esas costumbres.

Debemos considerar que el uso de materiales biodegradables no es una moda, no es una tendencia, sino que cada envase biodegradable utilizado es uno menos de uno hecho a base de petróleo y que su proceso de degradación e integración a la tierra será más rápido y sin intoxicar el suelo.

Las personas no están aún los suficientemente habituadas con llevar consigo una bolsa de tela,de fibras naturales, de cambiar el cepillo de dientes de plástico por uno de bamboo, de no comprar sueltos desechables de unicel convencional para sus fiestas en lugar de tener desechables hechos de materiales naturales que no afectan elmedio ambiente.

Parte de la educación debe ser la conciencia en la reutilización y en el intercambio de productos por otros que nos ayuden a combatir la gran contaminación por plásticos que experimentamos.

Continuamente hay innovaciones al respecto, con relación a más utencilios, a más materiales naturales y más accesible ponerlos al alcance de las familias que se van uniendo a éste proceso de cambio ecológico.

Todas las industrias pueden contribuir, por su parte los supermercados han desechado en un 90% las bolsas plásticas e incluso las cajas de cartón para empacar los productos que la gente compra, en su lugar tienen a la venta bolsas reutilizables a precios super accesibles, el tema es acostumbrarnos a salir con ellas a surtir.

Cabe mencionar que, la industria de desechables biodegradables también genera empleos, crea emprendedores y apoya la economía con sus ventas, por ejemplo, desde su fabricación, distribución, publicidad, y venta. Todos los cambio son posibles, el ser humano posee la capacidad de adaptarse.

Cuando vemos en el clima un cambio radical, caemos en conciencia de lo peligroso que es el plástico, y derivados del petróleo, pues al calentarse contamina los alimentos sin que nos demos cuenta, incluso cuando éstos se meten al microondas de manera tan normal

Si queremos hacer un cambio notorio, es necesario cambiar nuestros hábitos, costumbres y salir de la zona de confort, cuidar el planeta no es un lujo, es una necesidad urgente, es necesario brindar a las futuras generaciones un medio ambiente seguro, necesitamos romper definitivamente la relación, la dependencia con los plásticos y dar paso a los desechables, materiales biodegradables, reutilizables, lavables que están a nuestro alcance a un precio incluso más bajo que el todo lo que estamos acostumbrados.

No es exageración, cada vez más la tierra necesita un cambio, y ese cambio empieza con nosotros, en casa.

¿Has considerado cambiar tu cepillo de dientes por uno de bamboo por ejemplo? La respuesta al cambio está en nuestras manos.